Diseñador gráfico
Cambiar el chip

Minerva Estudió 2 veces la misma carrera.

El 9 de marzo de 1999 salió de su país con tan solo 24 años, graduada en diseño gráfico, emigró por la situación del país, Suiza fue la nación de destino, preparándose con anterioridad, realizando una investigación profunda en cuanto a cultura, oportunidades y requisitos, una planificación de 4 años antes de salir, objetivos bien fijados sin dejar nada a la suerte. Al llegar tuvo que estudiar su carrera nuevamente porque sus estudios no se pudieron homologar, (en la misma Venezuela, aun hoy en día esa profesión no está reconocida por el Ministerio de Educación).

Por lo que tuvo que desempeñarse en distintas áreas para poder costear su estadía mientras estudiaba, realizó trabajos como: camarera, empleada en video club, vendiendo suscripciones de televisión, extras como diseñadora.

No le afecto para nada el tener que realizar oficios distintos a su profesión, porque tenia muy claro que «el fin justificaba los medios» (Maquiavelo) y si ese fin era finalizar sus estudios entonces estaba plenamente justificado, era un trabajo digno, que le permitía tener efectivo en su cartera.

Haciendose una retrospeción de su vida, dice que no cambiaría nada, ya que de haberse quedado en Venezuela, también hubiese tenido que superar cosas, eso es parte de la vida.

Consejos para los que se preparan a salir: «que se olviden de la vida que tenían antes de emigrar, pues lo que van a vivir es completamente diferente, en Europa no puedes irte con la miniteca para la playa, porque hay un respeto en un cierto grado de lo que puede dar fastidio al vecino, cambiar el chip

Conozco a muchos Venezolanos que dicen: Coño pero como en Venezuela no se vivía. Yo les respondo entonces, ¿para qué emigraste?, porque en ningún lugar vas a vivir como allá, entonces empiezan a darme la lista; por la delincuencia, por la economía, por la falta de medicinas, pero como Venezuela no hay otro país…. Entonces hay una incongruencia.

«Hay que estar claro, que pesa más para uno, porque muchos quieren el bochinche, pero desean la seguridad social, la no violencia, pero aquí hay otro tipo de reglas.

Yo estoy encantada con el acceso a la cultura en Suiza, poder caminar tranquilo, los servicios funcionan.

Retomando la pregunta del consejo, definitivamente hay que integrarse, aprender a conocer el lugar que será tu nueva casa, enriquecerte con esa nueva cultura; así como los Europeos que llegaron a Venezuela aprendieron a amarla y la tomaron como suya, porque adoptaron su cultura; tienes a un Gallego con ese acento diciendo epa chamo, así que es solo ganancia y en un cierto sentido es una bendición.»

 

Suerte saber utilizar efectivamente mis recursos para tener éxito.

Y tú, ¿qué piensas del artículo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.